miércoles, 18 de octubre de 2017

EL DESEO



  “Que todo vuelva a ser como antes”. No se cumplió cuando lo deseé al comerme las uvas de fin de año, pero eso no impedía que mientras cerraba los ojos y soplaba las velas, volviera a pedir el mismo deseo. Muy a mi pesar, al abrirlos comprobé que el resultado era el mismo: tú no estabas a mi lado.                    

miércoles, 11 de octubre de 2017

GRACIAS AMIGO




LUNES

     El dolor de cabeza sigue en aumento y el estómago no termina de asentarse. Desde que ayer se fueron mis hijos, solo he salido de la cama para vomitar primero la comida y luego amarga bilis y el poco líquido que me he visto capaz de ingerir. Cada vez que he corrido al lavabo, Barri me ha observado desde la puerta con semblante tristón y el  rabo entre las piernas.


MARTES

     No me encuentro mucho mejor, pero por lo menos las náuseas están remitiendo. Noto peso en las piernas y veo a mi fiel compañero acurrucado en la parte baja del colchón con la cabeza apoyada sobre mí. No puedo evitar una sonrisa al sentir sus mimos.


MIÉRCOLES

     Parece que el dolor de cabeza empieza a desaparecer. Sigo tumbado en la habitación con la luz apagada y solo me atrevo con algo de agua y pequeños sorbos de bebida isotónica  (en algún sitio escuché que son buenas para evitar la deshidratación). Al descolgar un brazo por un lateral de la cama, una lengua áspera me saca de mis divagaciones. Le acaricio la nuca y él se acomoda para que llegue con mayor facilidad.


JUEVES

     Me levanto tambaleante pero mejor. Al llegar a la cocina para prepararme una sopa de arroz reparo en que tanto el plato de comida de Barri como el cuenco del que bebe agua están vacíos. El plato suelo llenárselo cada dos días y el agua a diario. No recuerdo haberlo hecho desde el domingo, pero en ningún momento se ha quejado. Roza su lomo contra mí mirándome  agradecido mientras vierto agua en el cuenco.



VIERNES 

     No tengo mucho apetito, pero me fuerzo a desayunar. Mientras caliento el agua para una infusión cojo un frisbi rojo, regalo de mis hijos a Barri por su decimosexto aniversario, toda una vida juntos. Sin duda es mucho más que un perro. Al verme con él en la mano levanta las orejas y empieza a mover el rabo de lado a lado. Estoy cansado, pero hoy saldremos un rato a jugar, te lo has ganado. Gracias amigo.

jueves, 5 de octubre de 2017

5 DIAS , 5 MICRO-RELATOS

            Bueno, pues como os expliqué en facebook comienza el juego. Aquí iré colgando relatos numerados del uno al cinco hasta el Martes de la semana que viene; uno diario dejando el domingo para que descanséis de mí. Desde hoy y hasta el día 15 podéis hacerme llegar títulos para ellos y durante la semana siguiente los números serán sustituidos por el título que más me guste (está vez seré juez único). Como recompensa por aguantarme y colaborar, el autor de cada título tendrá una cervecita pagada la próxima vez que nos veamos (cerveza, refresco, café.... mientras no pidáis cosas raras se puede negociar). Encontrarme con algunos de vosotros tal vez no sea fácil, así que el premio no tiene fecha de caducidad.


           Sin más, os dejo con los micros. ¡Feliz lectura!





Y EL UNIVERSO ENTERO


Llevábamos poco tiempo juntos cuando llegó su cumpleaños. Nervioso, después de la cena, le entregué mi regalo. Lo abrió impaciente y su ilusión se desvaneció al ver una pequeña bola del mundo que se iluminaba. 

-Muy bonito cariño, pero sabes que no necesito ninguna lámpara. 

En el coche de vuelta no dejaba de darle vueltas a la cabeza: si el mundo entero no es suficiente para ella; la próxima vez tendré que encontrar un modo de bajarle la luna.




VIA DE ESCAPE



                Sintió alivio a medida que el líquido caliente que salía del grifo llenaba la bañera cubriendo su cuerpo desnudo. Su vida era una mierda, una auténtica mierda, pero por primera vez se sentía liberado. No podía dejar de sonreír mientras veía su sangre tiñendo el agua de color rojo.




CAMINO A LA ETERNIDAD



          Subir la cuesta del cementerio siempre se me había hecho duro. Son apenas trescientos metros pero las ganas de que terminase el entierro y volver a la normalidad provocaba que hiciese el trayecto a paso ligero. Esta vez es distinto. No sé si es por ver a tanta gente querida  a mi alrededor o por saber que es la última vez que lo hago; pero quisiera que el paseo entre los cipreses no terminase nunca.
 


DONDE HABITA LA INOCENCIA



                No entendía nada: el lobo se comía a la abuelita, pero el cazador la sacaba cuando estaba dormido y la cambiaba por rocas sin que este se enterase. ¡Pero si yo me despierto en cuanto me tocan!

-¿Te ha gustado, cariño?

                Al ver la cara de felicidad de mi abuela, solo pude aplaudir y pedirle que me contara otro cuento.
 



LA MANO QUE VI LLEGAR





                Mi objetivo estaba cerca, pero sabía que tenía que ser sigiloso si no quería que me descubrieran. La misión era sencilla: llegar, coger lo necesario y desaparecer antes de que advirtieran mi presencia. A mitad del expolio, noté un movimiento extraño en mi entorno y decidí huir de allí justo cuando un manotazo golpeaba el lugar exacto en el que había picado a mi víctima.